¿Te has preguntado cómo limpiar el papel tapiz? Al tratarse de un elemento delicado, es importante considerar ciertos aspectos antes de ponerte manos a la obra.

Y es que el papel tapiz puede encontrarse en muchos colores y texturas que hacen del proceso de limpieza un poco complejo. Además, existen ciertas advertencias que debes tener en cuenta antes de empezar la limpieza.

En este artículo, te enseñaremos paso a paso cómo limpiar el papel tapiz correctamente. ¡Comencemos!

Pasos para limpiar el papel tapiz

1. Identifica el tipo de papel tapiz

Previo a la limpieza, es importante saber qué tipo de papel tapiz cubre tus paredes. Por ejemplo, el papel tapiz de vinilo no tiene mayores complicaciones al momento de limpiarlo, pero el papel tapiz simple no debe mojarse en absoluto.

En el mejor de los casos y si no sabes qué tipo de papel tienes en tu pared, puedes limitarte a limpiar solo las manchas en seco.

2. Revisa las instrucciones del fabricante

Debido a que el papel tapiz cuenta con muchas variantes, es importante prestar especial atención a las recomendaciones o instrucciones del fabricante. Así, podrás usar el método de limpieza más apropiado.

3. Desempolva el papel tapiz

La forma más idónea de desempolvar las paredes de tu hogar es usando una aspiradora. Pero, antes de comenzar, deberás colocarle una extensión de cepillo de pared. Dependiendo de su largo, quizás tendrás que utilizar una escalera para llegar a los rincones más altos de la pared.

El uso de dicha extensión evitará que vayas a raspar las paredes por accidente. Te recomendamos comenzar por la parte superior e ir desempolvando por secciones.

En caso de que no cuentes con una aspiradora, puedes usar una escoba cubierta con un paño. De preferencia, este debe ser de microfibra para no estropear el papel tapiz. Pasando la escoba de izquierda a derecha, alcanzarás fácilmente las esquinas que están llenas de polvo.

4. Lava y seca el papel tapiz

Durante la limpieza, debes lavar y secar al mismo tiempo el papel tapiz para impedir que queden secciones humedecidas.

No hagas mucha presión a la hora de frotar, ni tampoco permitas que se humedezca demasiado el papel tapiz para evitar daños. Puedes apoyarte con el uso de paños de limpieza para la absorción de la humedad que haya quedado atrapada.

5. Elimina las manchas del papel tapiz

Hay diferentes manchas que pueden arruinar tu papel tapiz. A continuación, te damos recomendaciones para los casos más comunes:

  • Manchas de crayón: Necesitarás una espátula para retirar el exceso de crayón. Después de arrancar el fragmento, coloca toallas de papel encima de la mancha y luego, ejerce presión con una plancha a temperatura baja. Espera por un minuto hasta que las toallas absorban los restos del crayón y retíralas.
  • Manchas de grasa: Pon unas toallas de papel encima de las manchas. Luego, pasa una plancha a temperatura baja sobre ellas, espera unos minutos y retira finalmente el papel para eliminarlas por completo.
  • Manchas de vino: Para eliminar este tipo de manchas, utiliza una mezcla con jabón y peróxido en un paño limpio. Aplica un poco en la pared, ya que esta mezcla debería pegarse a la mancha. Permite que repose unos 5 minutos antes de limpiar con una toalla húmeda y luego, seca la zona con una toalla de papel.

Consejos para limpiar el papel tapiz no lavable

  • Es importante que no te saltes el paso de leer y seguir las instrucciones del fabricante.
  • Por otro lado, empieza haciendo pequeñas pruebas en las esquinas antes de limpiar todo el papel tapiz. Con ello, evitarás cometer errores bruscos y estropear el papel decorativo.
  • Finalmente, recuerda revisar con atención el papel tapiz donde vayas a limpiar, posiblemente la superficie cuente con algunas imperfecciones y esto podría complicar la limpieza.

Consejos para limpiar el papel tapiz lavable

Cuando el papel tapiz es lavable, tienes la opción de usar un trapo humedecido en agua o algún tipo de detergente que no sea muy agresivo. Sigue estos pasos para hacerlo correctamente:

  1. Elige un paño u opta por una esponja de goma para la limpieza. Recuerda que lo primero es eliminar el polvo y la suciedad superficial en seco.
  2. Después, humedece un poco la esponja o el trapo con agua y detergente.
  3. Ve frotando con cuidado y sin presionar muy fuerte para no dañar la pared.
  4. Una vez que hayas terminado, usa una toalla y seca la pared con pequeños golpes. La idea es ir absorbiendo la humedad que pudo haber quedado.

¿Qué no debes hacer al limpiar tu papel tapiz?

  • Si encuentras moho, ¡no lo quites del papel tapiz! Normalmente el moho suele atravesar hasta llegar al concreto de la pared. Así que en estos casos, lo mejor es retirar el papel tapiz para poder eliminar por completo el moho de la pared que está por debajo.
  • No agregues demasiado jabón a la solución para la limpieza. Mucho jabón hará que la pared quede pegajosa. Solo debes añadir la cantidad necesaria para hacer unas pocas burbujas.
  • No utilices lejía ni algún solvente para la limpieza del papel tapiz. Dichos productos resultan agresivos y pueden causar rayas o rasgar el papel.

 

Con estos consejos, estamos seguros de que podrás limpiar el papel tapiz de tu hogar sin ningún problema.

Recuerda que en DecorBell puedes renovar el papel tapiz de cualquier espacio de tu hogar. Elige alguno de los modelos de papel tapiz que tenemos para ti y solicita una cotización. También podemos asesorarte a través de nuestro chat de WhatsApp. ¡Escríbenos ahora!