Los toldos retráctiles son una excelente alternativa para realzar el atractivo de tu patio o terraza, así como del espacio exterior de tu negocio. Saber cómo instalar un toldo retráctil te brindará una solución muy fácil a varios problemas.

No solo te permitirá mejorar el aspecto estético de los espacios al aire libre donde sueles reunirte con la familia o amigos, sino que también podrás protegerte de las condiciones climáticas o tener la oportunidad de realzar la marca de tu negocio.

Pasos para instalar un toldo retráctil

Antes de preocuparte por la instalación, es necesario saber cómo funciona un toldo retráctil. Luego de ello, deberás definir dos aspectos importantes en la elección del modelo de toldo para terraza, jardín o patio: las medidas del toldo retráctil y el tipo de accionamiento que deseas utilizar.

Medidas para el toldo retráctil

Para saber el tamaño que debe tener tu toldo retráctil, lo primero que debes hacer es ver la infraestructura y ubicar el punto de luz. Asimismo, es importante que el ancho del toldo no supere el largo del brazo de proyección.

Tipo de accionamiento

Otro de los factores a considerar es el tipo de accionamiento que utilizará tu toldo retráctil. Este puede ser manual (con una manivela), motorizado (a control remoto) o automatizado (con sensor de viento, sol o ambos).

En el caso del accionamiento manual, debes tener en cuenta la altura de la manivela para determinar una mayor medida para el largo del brazo para la proyección del toldo.

Proceso de instalación de toldos retráctiles

Es hora de alistar los materiales necesarios para la instalación: escalera, andamio, alfombra, niveladores y, por supuesto, el kit de herramientas para colocar tu toldo retráctil.

Ahora que ya estás listo para instalar el toldo retráctil, sigue paso a paso esta guía:

  1. Coloca la tela del toldo sobre la lámina de plástico en la que llegó envuelto y deja los soportes a un lado.
  2. Utiliza la wincha y el nivelador para medir el ancho del toldo y luego acércalo a la pared o superficie donde lo vas a instalar. Marca ambos extremos del toldo y también los puntos donde se colocarán los soportes. Debes espaciar uniformemente los soportes para que el toldo quede correctamente apoyado.
  3. Coloca el primer soporte en su posición y marca con la tiza los lugares donde es necesario hacer agujeros. Repite este paso para todos los soportes.
  4. Una vez que tengas los soportes asegurados, con ayuda de una persona levanta cuidadosamente el toldo y colóquelo haciendo coincidir los extremos del toldo con las marcas hechas en el paso 2.
  5. Levanta ligeramente la parte delantera del toldo y cierra los soportes. Luego, desliza la cubierta del soporte en el tubo cuadrado del toldo. Cierra el soporte y asegúralo con ayuda de una llave de tubo. Repite este proceso con todos los soportes.
  6. Retira con cuidado las bandas de seguridad de los brazos del toldo y utiliza la manivela o dispositivo indicado para abrir el toldo retráctil.
  7. Ajusta el ángulo, el nivel y la altura del toldo, y ¡listo! Ya tienes instalado tu toldo retráctil para disfrutar de todos sus beneficios.

Ventajas de instalar un toldo retráctil

Además de la evidente protección contra el sol o la lluvia, los toldos retráctiles brindan numerosas ventajas para tu espacio. Aquí te mostramos las principales:

  1. Mejora el aspecto de tu ambiente

    Los toldos retráctiles hacen tu estancia más acogedora, ya sea un patio, terraza o negocio. Además, al tener disponible muchos colores y diversas texturas, puedes personalizar tu toldo para el hogar o local comercial acorde a tu estilo.

    Instalar un toldo retráctil da la sensación de haber hecho una gran renovación, lo cual también será un atractivo para todos tus clientes.

  2. Protege tu mobiliario

    Elegir un toldo de buena calidad cubrirá eficazmente el área y protegerá tus muebles de los rayos UV durante las horas pico de sol (entre las 11 a.m. y las 4 p.m.). De esta manera, evitarás que se blanqueen y alargarás su vida útil.

  3. Reduce los gastos de electricidad y gas

    Un toldo retráctil también evitará que los rayos solares ingresen por la ventana de tu hogar o negocio durante las horas de mayor radiación. En ese sentido, dejarás de depender del aire acondicionado o equipo de ventilación todo el día y así reducirás tus gastos de energía en época de verano.

Modelos de toldos retráctiles para terrazas y jardines

Toldos A1

Este modelo es ideal para cubrir terrazas sin estructuras disponibles, cuenta con brazos articulados de gran resistencia y sistemas monoblock. De diseño vanguardista y versátil, permite recrear ambientes llenos de personalidad.

Fácil de instalar y con inclinación ajustable. Disponible en accionamiento manual o motorizado, ofrece una medida máxima de 6 metros de ancho por 3 metros de salida.

Aprende cómo instalar un toldo retráctil A1 en tu jardín o terraza.

Toldos M1

A diferencia de otros toldos retráctiles, el toldo M1 permite hacer medidas más grandes y protege a la lona de la intemperie con tejadillo. La medida máxima es de 14 metros de ancho por 3.50 metros de salida.

Está disponible en accionamiento manual mediante manivela y en accionamiento motorizado para mayor comodidad.

Toldos Ares

Están diseñados con líneas aerodinámicas, lo cual le permite adaptarse a cualquier tipo de arquitectura exterior. Además, cuentan con un cofre especial para la protección del mecanismo y la lona cuando el toldo retráctil está recogido.

Los toldos Ares brindan facilidad de instalación y una medida máxima de 6 metros de ancho por 3 metros de salida. Disponible solo en accionamiento motorizado y con la opción de agregar accesorios como sensores de viento y de sol.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a aprender cómo instalar un toldo retráctil. Visita la web de DecorBell y elige alguno de nuestros modelos de toldos retráctiles. Solicita una cotización o escríbenos al chat de WhatsApp para poder asesorarte.